{browse_happy}

Con más de 2.000 instalaciones en el mundo, el reconocimiento facial es considerado como la tecnología biométrica menos intrusiva. Actualmente utilizada por gobiernos y empresas privadas de todo el mundo.

Esta tecnología consiste en capturar la imagen, mediante el uso de cámaras o el escaneo de imágenes existentes. Luego los datos faciales únicos se extraen desde la muestra y se comparan con los existentes en la base de datos, el programa decide si la muestra coincide con cualquier imagen en la base para finalmente permitir (o no) el ingreso del usuario, todo esto en 1 segundo por autenticación.

Algunos de los lugares donde se utilizan o pueden utilizarse estos sistemas de reconocimiento facial son los aeropuertos, estación de ferrocarriles, bancos e instituciones financieras, estadios, transporte público, establecimientos comerciales, oficinas de gobierno, entre otras.

Ventajas del Infrarrojo de cercanía

  • Las ondas infrarrojas de cercanía, son seguras, invisibles a los ojos y son relativamente poco afectadas por la luz ambiental o temperatura.

  • Las ondas infrarrojas penetran en el tejido biológico casi 7 veces lo que hace la luz visible, permitiendo la medición de las características espectroscópicas de la capa subdérmica.

  • El registro inicial del perfil biométrico tarda sólo 15 segundos en realizarse y solo hay que hacerlo una vez por usuario.

  • El infrarrojo es ideal para capturar las propiedades intrínsecas de una cara: forma, reflectividad y expresión, mientras reduce al mínimo las características desfavorables de factores extrínsecos tales como la iluminación ambiental o un mal alineamiento.

  • Stone Lock® Pro mide y mapea más de 2.000 puntos en la cara de un usuario.

  • Distingue fácilmente distintas expresiones faciales y gemelos idénticos.

Solicite asesoría de un ejecutivo especialista en seguridad Tyco

Permítanos saber de usted

* Campo Obligatorio